No en vano, el rey David danzaba a Jehová.
La danza es mucho más que un simple conjunto de movimientos.
Cuando el objetivo es danzar para el señor también es una forma de adoración que refleja una actitud del corazón.
Aunque la danza es una forma de veneración que data desde los comienzos de la relación de Dios con el hombre, podemos ver etapas de la historia del cristianismo donde este modo de adoración estuvo en silencio en la iglesia.
Sin embargo, en estos tiempos el señor ha comenzado un proceso de restauración de la danza en distintas congregaciones de todo el mundo.
Una danza con significado y poder
La diferencia entre la danza dedicada al señor y un baile cualquiera, es que la primera forma de expresión tiene el objeto de agradar el corazón de Dios, de establecer un vínculo con él en la esfera espiritual.
En cambio la segunda tiene por finalidad agradar a otras personas y por eso generalmente se da entre dos sujetos y tiene un componente erótico.
La danza no tiene patrones absolutamente rígidos ya que es una expresión del corazón del hombre, que desata precisamente el fluir del espíritu santo.
Danzar delante de Dios es lo correcto.
Así lo hizo David al traer el arca a Jerusalén. La danza no debe convertirse en una distracción para la congregación sino debe ser un vehículo para llevar al pueblo de Dios a su presencia.
La danza es 100% bíblica y encontramos referencias de ella en:
Salmos 149:3
Alaben su nombre con danza;
Con pandero y arpa a él canten.
Salmos 150.4
Alabadle con pandero y danza;
Alabadle con cuerdas y flautas.
En estas citas la danza en el idioma original del antiguo testamento se traduce como SHAGAG que significa levantar los pies del suelo.
Cuando dancemos hagámoslo conscientes de para quien lo estamos haciendo la danza en la iglesia de hoy debe desatar el fluir de Dios con excelencia y humildad de corazón para aquel que gloria y honra merece.
“recordemos que Dios está restaurando estas cosas en su iglesia y la adoración es lo primero, ya que a través de ella reconocemos que solo hay un Dios, que es Rey y señor.
Y que todas las cosas en él subsisten, que sin el nada somos” (Colosenses 1:17)
Existen diferentes tipos de danzas con los cuales podemos adorar al señor.
Espontánea:
Se realiza libremente, deleitándose delante de la presencia del señor. (Congregacional)
La cual nace de un corazón adorador rendido y humillado en la presencia de Dios; esta se realiza con libertad al ritmo de la canción sin pasos coreografiados.
Intérprete:
Este tipo de danza lleva a través de pasos coordinados el mensaje de Dios interpretando cada palabra con pasos y movimientos.

Danza Davídica
La danza davídica proviene de las raíces del cristianismo.
Ya que en el antiguo testamento se dan a conocer una serie de episodios donde está presente algún tipo de danza como una expresión de las emociones y convicciones del hombre frente al creador.
En el antiguo testamento (2 Samuel 6: 14,21) encontramos como la danza fue utilizada como un medio para atraer la presencia del señor en medio de su pueblo.
14 Y David danzaba con toda su fuerza delante de Jehová; y estaba David vestido con un efod de lino. 21 Entonces David respondió a Mical: Fue delante de Jehová, quien me eligió en preferencia a tu padre y a toda tu casa, para constituirme por príncipe sobre el pueblo de Jehová, sobre Israel. Por tanto, danzaré delante de Jehová.
Al igual que en éxodo (15:20,21) podemos observar cómo este medio de adoración desató el gozo del pueblo de Dios.
20 Y María la profetisa, hermana de Aarón, tomó un pandero en su mano, y todas las mujeres salieron en pos de ella con panderos y danzas. 21 Y María les respondía:
Cantad a Jehová, porque en extremo se ha engrandecido; Ha echado en el mar al caballo y al jinete.
Otros casos están en jer (31:4)
Aún te edificaré, y serás edificada, oh virgen de Israel; todavía serás adornada con tus panderos, y saldrás en alegres danzas.
A través de la danza el ser humano puede ingresar a diferentes esferas en el área espiritual:
· Para ganar territorio al enemigo (sal 149)
1 Cantad a Jehová cántico nuevo; Su alabanza sea en la congregación de los santos.
2 Alégrese Israel en su Hacedor;
Los hijos de Sion se gocen en su Rey.3 Alaben su nombre con danza; Con pandero y arpa a él canten.4 Porque Jehová tiene contentamiento en su pueblo; Hermoseará a los humildes con la salvación.5 Regocíjense los santos por su gloria, Y canten aun sobre sus camas.6 Exalten a Dios con sus gargantas, Y espadas de dos filos en sus manos,7 Para ejecutar venganza entre las naciones, Y castigo entre los pueblos;
8 Para aprisionar a sus reyes con grillos,
Y a sus nobles con cadenas de hierro;9 Para ejecutar en ellos el juicio decretado;
Gloria será esto para todos sus santos.
Aleluya.
· Para atraer la presencia del señor en medio de su pueblo (1 Samuel 18:6-7)
6 Aconteció que cuando volvían ellos, cuando David volvió de matar al filisteo, salieron las mujeres de todas las ciudades de Israel cantando y danzando, para recibir al rey Saúl, con panderos, con cánticos de alegría y con instrumentos de música. 7 Y cantaban las mujeres que danzaban, y decían: Saúl hirió a sus miles, Y David a sus diez miles.
· desatar el gozo en el pueblo de Dios (Jeremías 31:13)
Entonces la virgen se alegrará en la danza, los jóvenes y los viejos juntamente; y cambiaré su lloro en gozo, y los consolaré, y los alegraré de su dolor.
. Alaba a Dios (sal 30:11-12)
11 Has cambiado mi lamento en baile;
Desataste mi cilicio, y me ceñiste de alegría.
12 Por tanto, a ti cantaré, gloria mía, y no estaré callado. Jehová Dios mío, te alabaré para siempre.
Por lo cual cuando dances recuerda que el propósito es elevar una ofrenda de adoración a Dios, en espíritu, alma y cuerpo, cumpliéndose así lo que dice Juan 4:24
Dios es espíritu, y quienes lo adoran deben hacerlo en espíritu y en verdad.