Dios creó los tiempos, las horas, los días, las semanas, los meses y los años.

Pero el año es un ciclo especial porque Dios en su sabiduría hizo que el sol gire una vuelta completa alrededor de la tierra luego de 365 días, es decir, un año.

El sol comienza su vuelta de nuevo solo luego de un año, y las 4 estaciones (verano, invierno, otoño y primavera) se cumplen solo en un año.

Proverbios 3:19
Jehová con sabiduría fundó la tierra; Afirmó los cielos con inteligencia”.

Para Nosotros en nuestra vida espiritual también es estratégico el comienzo de un nuevo año, porque podemos reorganizarnos, planear y remediar todo lo que paso en este ciclo que termina, para comenzar correctamente uno nuevo.
Sabemos también que estamos en guerra espiritual, ya que el enemigo de nuestras almas, Satanás también se nos opone.

Pero en este nuevo año comencemos como dice
Proverbios 24:6:
Porque con ingenio harás la guerra, Y en la multitud de consejeros está la victoria”.
En este nuevo tiempo que comienza debe ser literalmente NUEVO

Nos podemos preguntar:
¿Será este un nuevo año para mí?
@ No permitas que tu año sea solo la continuación de malas y viejas historias.

@ nuestro calendario interno debe cambiar y debe ser un nuevo tiempo, un nuevo comienzo.

porque aunque haya sido bueno lo que vivimos igualmente las cosas se tienen que renovar, tenemos que ir por más.

las cosas que Dios tiene para nosotros son nuevas y sorprendentes.

Es momento de proponernos una gran meta: comenzar de nuevo con ingenio y sabiduría de Dios.

La Biblia dice en el Salmo 37:4

Deléitate asimismo en Jehová, Y él te concederá las peticiones de tu corazón”.
Lo primero esDeléitate asimismo en Jehová”,

Lo primero es amar a Dios, estar con Él, ponerlo a Él primero en nuestros planes y en nuestra vida entera.

Sin este fundamento todo lo demás caerá. Jesús dijo que el hombre que le hace caso a sus palabras es como el que edifica sobre la roca firme Mateo 7:24

Cualquiera, pues, que me oye estas palabras, y las hace, le compararé a un hombre prudente, que edificó su casa sobre la roca.

La roca firme es Cristo y aunque vengan tiempos de tormenta, vientos huracanados e inundaciones, tu casa, tu vida y todo aquello que construyas estará seguro. Edificar confiando en otras cosas es planificar algo que terminará derrumbándose.

¿Confías plenamente en Cristo?, ¿Pones alguna confianza en tu astucia o en alguna otra persona que no sea Cristo?

Medita esto y ve si te cuesta confiar en Dios, porque de Él proceden todas las bendiciones verdaderas y reales

Santiago 1:17
Toda buena dádiva y todo don perfecto desciende de lo alto, del Padre de las luces, en el cual no hay mudanza, ni sombra de variación.

Recuerda que está escrito en Filipenses 4:13 “Todo lo puedo EN CRISTO que me fortalece”.

Muchas veces fracasamos porque sutilmente creímos que todo lo podíamos en nosotros mismos.

Debemos cumplir el primero y grande mandamiento: “Amarás a tu Dios sobre todas las cosas…”
segundo: Pon tus deseos en orden

Ponte a meditar y a orar claramente en tus deseos, mientras busquemos la voluntad de Dios para nuestras vidas.

Filipenses 2:13

porque Dios es el que en vosotros produce así el querer como el hacer, por su buena voluntad.

@ Si deseas salvación para tu familia, deberás clamar por ellos y prepararte para ayudarlos.

@ Si tienes metas ministeriales, planifícalas en el verdadero fundamento (servir y amar a Dios) y con la verdadera motivación (ganar almas, amar a las personas y edificarlas).
@ Que Toda oración sea conforme a la voluntad de Dios, Él la escuchará y contestará a su tiempo.

@ Piensa en grande, visiona a largo plazo, ponte metas a la medida de Dios.
@ Dios concede el deseo de nuestro corazón.
@ Si no sabes bien, puedes pensar aquello que te guste hacer, las habilidades con las que cuentas, los dones espirituales que Dios te dio.

La voluntad de Dios es agradable y perfecta.
Tercero: Deja atrás el pasado y camina hacia el futuro.
Puede que haya personas que Te hayan lastimado o te quieran controlar, menospreciar, confundir, molestar ¡¡Dejalas en manos del Señor y camina hacia el futuro!!
@ No dejes que nada detenga el destino de tu vida en Dios.

@ Vales demasiado para el Señor como para estancarte con caprichos y errores ajenos.

@ Apártate de personas negativas y tóxicas.

@ Guarda tu corazón, no le guardes rencor a nadie, perdona y ama, pero tampoco dejes que afecten y controlen tu vida negativamente.
El perdón es demasiado importante.

No podrás avanzar a menos que perdones y ames, declara el perdón si te afecta, decláralo en voz alta delante de Dios y decide perdonar.

Si no lo haces Dios tendrá un limite para ayudarte, eso esta en tu decisión.

@ Perdona para avanzar, libera tu corazón de toda ligadura. No permanezcas en la ofensa.

@ No le des demasiado tiempo de tu vida a personas que no tiene ánimo de mejorar, no te estanques con ellos.

Cuarto: Planifica sabiamente
Acostúmbrate a la agenda, a escribir tus objetivos, en papel.

Pero debe estar establecido en forma escrita hacia donde vas a dirigir tus pasos. Plasmar en escrito es dejar sentado un documento.

Es la primera conexión de lo espiritual al mundo material.

@ Puedes pensar, desear y hablar, pero escribir es dar el primer paso concreto.

@ Luego establece metas a corto plazo.

Dios nos dio sabiduría para trabajar y planificar y en la vida tendremos que dar muchos pequeños pasos.

Si miras atrás y ves que llegaste a algo es porque diste muchos pasos antes.

Un poco más de crecimiento, luego otro poco más y así llegaremos a la meta.
@ trabaja en fe (obrar por fe) trabaja y obra incansablemente y esa puerta abierta la podrás cruzar, y una vez que llegues ponte una meta más grande y más desafiante.

nunca te detengas hasta hacer todo lo que Dios puso en tu corazón.:………………………………………
                                                                           
Quinto: Sigue los buenos ejemplos
@ Relaciónate con personas que te ayuden, pide información de lo que quieras hacer a personas que ya han llegado a la meta, a esto le han denominado “La ley del mentor”.

@ Lee libros de otros que han podido hacer todo o algo parecido de lo que tu quieres hacer. Esto te hará evitar una cantidad de errores importantes. Te inspirará y te enseñara como un padre que lleva al hijo de su mano.

En todas las cosas que quieras hacer siempre hubo alguien que ya lo hizo. Piensa en esas personas que te pueden facilitar herramientas y experiencias que te ayudarán e inspirarán en tu camino,
Sexto: Espera algo especial de Dios
Los creyentes tenemos una gran e incomparable ventaja que es la ayuda del todopoderoso, él estará para guiarte en el camino y para hacer lo imposible.

Espera siempre en el camino también su provisión divina, él hará su parte.

Tú ocúpate de hacer todo lo posible, todo lo que esté a tu alcance, esto es obrar por fe, accionar.

Tienes a Dios de tu lado esto es lo más alentador de todo, aunque cometas errores podrás reintentarlo una y otra vez con la ayuda de Dios.

Nuestro padre se interesa en nosotros sus hijos.

La fe abre puertas que de ninguna otra manera se abrirían.

Todo lo que hagas sazonalo con fe y con oración.

Mantén una actitud de expectativa, porque Él gran creador está contigo y es el Dios de los imposible y cuando abre una puerta nadie la puede cerrar, solo camina hacia ella, haz tu trabajo de abrirla y cruzar.

Séptimo: Se perseverante
Se insistente y se perseverante y llegarás para este nuevo año a un avance sin precedentes en tu vida.

No abandones la carrera, persevera en todo, en la obediencia, en la santidad, en la fe, en la planificación y en trabajar continuamente.

Si te equivocas recuerda que debes volver a intentarlo. En el próximo intento podrás lograrlo.

Que nada haga abortar tus sueños. Ti vida y tu destino valen mucho para Dios y para ti como para que lo tires por la borda por un solo error.

Los errores son normales, de los errores se aprende, son parte de la vida, estamos en camino a la perfección, si te equivocas, vuelve a intentarlo más sabiamente.

Haz todo en el temor de Dios.

 

Al Señor le gusta la insistencia de sus hijos, Lucas 11:9-10 (Nueva Versión Internacional)
9 »Así que yo les digo: Pidan, y se les dará; busquen, y encontrarán; llamen, y se les abrirá la puerta.10 Porque todo el que pide, recibe; el que busca, encuentra; y al que llama, se le abre.

Todo esto es perseverancia e insistencia.